Asia Té, una terraza fresquita en la zona norte de Madrid

Los días de verano en la capital de España se hacen muy duros sin lugares frescos donde poder cenar al aire libre, sin tener esa sensación de acaloramiento, o más bien, dicho de otra manera, recalentamiento.

Y es que cuando cae la noche, muchos días no hay una temperatura agradable, que corra el aire. Parece que el calor acumulado durante el día en el asfalto, emana cual vapor de alcantarilla, haciendo más insoportable si cabe la estancia, ya no sólo en la calle, sino también en los hogares, en los que como en el mío no se dispone de un sistema de A/C “cool” (en todos los sentidos) que regule al gusto la temperatura.

Pues bien, siempre hay lugares agradables a los que puedes acercarte con los amigos, o con tu pareja, o con tu familia… vamos, lugares que no son necesariamente interiores y que, como es el caso de esta terraza, la del restaurante Asia Té, cuenta con un sistema de vaporización que refresca el lugar de forma programada.

Cuando vi dicho sistema, me vino el recuerdo del viaje con mis padres a la Expo de Sevilla, en el verano de 1992. Era un sistema que lo tenían instalado en los paseos, de tal forma que la gente podía refrescarse mientras se desplazaban entre los pabellones. La verdad es que menos mal que se les ocurrió poner este fantástico sistema, porque más de uno se hubiera convertido en “carne a la plancha”.

Se encuentra en la Calle Agustín de Foxá 27 , en Madrid, y está decorada de forma muy sencilla y agradable.

Aunque siempre te ponen los cubiertos, es muy divertido (y todo un reto, para algunos), aprender a usar los palillos.

A lo que iba, el Asia Té es un restaurante de cocina oriental, donde puedes encontrar una gran diversidad de platos. Tiene unas cuantas especialidades, pero uno de los platos estrella es el Pato Laqueado. Está muy rico y te lo preparan ellos y lo puedes degustar en los diferentes platos de los que consta el menú. Por un lado los paquetitos con la corteza, luego una sopa (de pato también) y la carne preparada acompañada a elección de los comensales con arroz y tallarines.

El buen trato y la atención recibida (tanto por el encargado, como por los camareros), han hecho que repita más de una vez en este restaurante. Cabe destacar también la Ceremonia del Té.

Otra curiosidad más. Una vez me dijeron de pequeña que, si iba de viaje por el norte, parara allá donde hubiera camiones (pues eso quería decir que daban bien de comer).

Bueno, pues no se si se podría aplicar a este caso, pero siempre que he ido al restaurante Asia Té, he visto gente de origen oriental comiendo allí también, lo cual me ha llevado a la conclusión de que si a ellos les gusta, es que es buen lugar.

Cantabria, tierra de mar y montaña

Cantabria es un paraíso natural y un privilegio para los sentidos. Unas vistas inolvidables, como los atardeceres desde la Playa de Mataleñas (Santander) con un refresco y unas rabas.

El olor a mar, a salitre… O el olor de la ría de Astillero (El) en marea baja, ese olor a basa tan característico junto al “Puente de los Ingleses”.

El tacto de los pies con la arena al caminar por sus playas, al caminar por sus montes, al explorar sus numerosos pueblos, cada uno de ellos con sus costumbres y platos propios de cada comarca.

Los Valles Pasiegos: el Valle de Pas, el Valle de Miera y el Valle de Pisueña. Con su rico y valiosísimo patrimonio cultural, artístico, arquitectónico, natural y gastronómico.

Los Valles Pasiegos se encuentran en el interior de Cantabria. 16 pueblos a cada cual mas bonito, rodeados de naturaleza: Luena, Corvera de Toranzo, Santiurde de Toranzo, Puente Viesgo, Castañeda, San Pedro del Romeral, Vega de Pas, Selaya, Villacarriedo, Saro, Villafufre, Sta. Mª de Cayón, San Roque de Rio Miera, Miera, Liérganes y Penagos.

Parajes únicos, donde descansar, donde encontrar paz y tranquilidad o encontrar, por otro lado, todo tipo de actividades de aventura y de contacto con la naturaleza (senderismo, espeleología,…).

Parques naturales como el Parque de Cabárceno, donde más de 100 especies viven en semilibertad en un lugar inmejorable.

Cuevas de la Prehistória como las de El Monte del Castillo (en Puente Viesgo), donde se pueden ver las figuras de animales o las maravillosas formaciones geológicas de las estalactitas.

Lugares inolvidables, sabores increíbles y llenos de historia y tradición como el típico cocido montañés o los sobaos y quesada pasiegos elaborados con huevos, leche y mantequilla de la mejor calidad.

Los sobaos y quesadas de Selaya… aún recuerdo ese sabor que, en tardes lluviosas, junto con un chocolate bien caliente, disfrutaba en familia.

Video de SOBAOS Y QUESADAS PASIEGOS EL MACHO. Selaya. Cantabria.

El Queso Pasiego, fresco y blandito. Otra delicia para los paladares más exigentes.

Y cómo no hablar de sus gentes. Hospitalarias, auténticas. Te reciben con sencillez y amabilidad.

Cantabria, descubriremos más de ti.

ENSALADA DE PASTA DE COLORINES

Ingredientes:

– Pasta (espirales de colorines).

– Pimiento verde, rojo y amarillo (un trozo de cada uno).

– 1/2 cebolleta tierna.

– Tomates Cherry

– Queso fresco 0% m.g.

– Melón (piel de sapo, bien dulce).

– 1 huevo cocido.

– Germinados de cebolla.

– Romero (una ramita)

– Laurel (1 hoja).

– Orégano (una pizca).

– Popurri de pimientas.

– Nuez moscada (una pizca rayada de la nuez)

– Aceite de oliva virgen extra.

– Vinagre de Modena.

– Sal Maldon.

Preparación:

Lo primero que vamos a hacer es poner por un lado a que hervir el agua de la pasta, con la ramita de romero, la hoja de laurel y una pizca de sal.

Por lo general suele tardar en cocerse desde que empieza a hervir unos 12 minutos.

Una vez cocida, escurrimos y reservamos en un bol en la nevera para que se vaya enfriando.

Por otro lado ponemos un cacillo con el huevo para cocerlo también. En cuanto hierva bajamos un poco la temperatura para que no se salga el agua del cazo, pero sin que deje de hervir.

Picamos en cuadraditos los trozos de los pimientos de colores y la cebolla tierna. Reservamos de momento enteros los tomate cherry.

Partimos el melón en trozos pequeños y reservamos en un bol en la nevera para que se mantenaga frio (tapar con un plato o papel film para que no coja sabores).

Para montar el plato, colocaremos la pasta en un bol, le ponemos un poco de pimiento rojo, verde y amarillo, un poco de cebolleta teirna, partimos dos tomate cherry y los colocamos, otro lo reservamos para trincharlo con un palito. Le añadimos el queso fresco, medio huevo cocido partido en dos cuartos y el melon.

Para terminar lo especiaremos un poco con popurri de pimientas y un poco de nuez moscada recién rayada. Espolvorearemos una pizca de oregano y le pondremos un poco de sal Maldon. Rematamos con un chorrito de vinagre de Modena y el aceite de oliva virgen extra al gusto. Colocamos unos germinados de cebolla para decorar, que a su vez le dará un punto a la ensalada.

TRES MANERAS DE PREPARAR EL PULPO

Hola amigos,

Vamos a preparar pulpo de tres formas diferentes.

PULPO Á FEIRA CON CACHELOS

Ingredientes:

Pulpo cocido (2 patas)

Pimentón de la Vera

– 1 patata (tamaño mediano)

Aceite de oliva virgen extra

Sal Maldon

Preparación:

Primero partimos el pulpo en medallones.

Recordamos que el pulpo lo podemos comprar cocido ya (hay supermercados, pescaderías… donde el pulpo cocido es de muy buena calidad) o fresco y cocerlo nosotros mismos.

Una vez hemos partido el pulpo, hacemos lo mismo con la patata. La partimos en medallones.

Para montar el plato, colocamos los medallones de patata de cama, encima el pulpo. Espolvoreamos pimentón de La Vera sobre el pulpo (con cuidado de que no caiga demasiado, sino nos quedará un sabor demasiado fuerte), salamos con unos cristalitos de sal Maldon y rematamos la faena con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

VARIANTE DE PULPO VINAGRETA

Ingredientes:

Pulpo cocido (1 pata)

Pimiento verde (un trozo)

Pimiento Rojo (un trozo)

Pimiento amarillo (un trozo)

Cebolleta tierna (1/2)

Tomate cherry (4 unidades)

Germinados de Cebolla.

– 4 hojas de Cilantro

Aceite de oliva virgen extra

Vinagre de Modena

Sal Maldon

Preparación:

Troceamos el pimiento verde, el rojo y el amarillo en trozos pequeños. Hacemos lo mismo con la cebolla.

Los tomates los partimos en ocho partes cada uno.

Lo colocamos en un vaso bajo que tengamos a mano, un recipiente, un cuenco, donde queramos.

Primero añadimos un chorro generoso de vinagre de Modena, después le añadimos aceite de oliva virgen extra hasta cubrir prácticamente la picada.

Lo removemos y reservamos en la nevera.

Cortamos el pulpo en medallones, un poco más finos de lo normal (salvo la parte estrecha de la pata que irá en taquitos).

Para montar vamos a utilizar una copa de cocktail, la clásica de la peli de James Bond. En el fondo colocamos un nido de germinados de cebolla. Sobre este, colocamos unos medallones de pulpo (dos, tres, que quede fino). Añadimos un par de cucharaditas de la vinagreta que hemos reservado antes en la nevera y colocamos algún taquito más de pulpo sobre ésta. Para decorar picamos las hojas de cilantro y espolvoreamos un poco.

PULPO CITRICO

Ingredientes:

Pulpo (1 pata).

– 1 pomelo rojo (medio en zumo y medio en gajos).

– Unas ramitas de cebollino.

Germinados de cebolla.

Aceite de oliva virgen extra.

Sal Maldon.

Preparación:

Primero cortamos el pulpo en medallones (los más finos posible, casi como si fuera un carpaccio).

Lo reservamos.

Por otro lado cortamos el pomelo a la mitad. Una mitad la utilizaremos a hacer zumo. Y la otra la pelaremos y separaremos en gajos.

Para montar el plato disponemos de una copa de cocktail. Colocamos en el fondo un nido de germinados de cebolla. Colocaremos sobre éstos las alminas de pulpo y unos daditos de pomelo.

A continuación aliñamos con una cucharadita de zumo de pomelo y unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Salamos sutilmente con sal Maldon.

Para finalizar lo decoraremos con unas ramitas de cebollino de fondo, espolvorearemos otro poco de cebollino picado y colocaremos uno de los gajos en el borde de la copa entre las ramitas de cebollino.