Torrijas con Miel de Encina y Brandy

Ingredientes:

– 500ml/1l leche

– 1 huevo

Pan especial para torrijas

– 1 piel limón

– 2 cucharadas azúcar moreno

– 1cl brandy

– 50 cl miel de encina

– 20cl agua

– 1 cucharita canela en polvo

– 1 canela en rama

– 150cl aceite de oliva 0,4 (para freír).

 

Preparación:

Lo primero que haremos será poner a calentar la leche con la canela en rama y la piel del limón. No queremos que hierva sino mantenerla muy caliente sin que llegue a hervir. Así se infusionará la canela y la piel del limón y dejarán todos sus aromas en la leche. Mientras se calienta lo removemos de vez en cuando para que no se pegue al fondo y se estropee. Transcurridos 10 minutos la retiramos, le añadimos las cucharadas de azúcar, removemos y la dejamos semitapada que tome temperatura ambiente.


Lo siguiente, cortaremos el pan en rebanadas de no más de 2 cm pues luego no se empaparían del todo o nos sería más difícil manipularlas a la hora de freír con tanto peso de la leche. Lo colocamos en una fuente para poder echar sobre ellas la leche con más facilidad.

Una vez hemos enfriado la leche lo que haremos será ir echándola sobre las torrijas y que empapen. Según veamos que empapan le vamos añadiendo más leche. No deben gotear pues luego hay que freírlas y no interesa que nos salte el aceite.

Por otro lado preparamos en un cacillo la miel el agua y el brandy y lo diluímos. Esta mezcla es lo que luego pondremos sobre nuestras torrijas a modo de almíbar para que estén dulces y jugosas.

Una vez empapadas las torrijas en leche, batimos un huevo y vamos dando vueltas a las torrijas en el huevo y a la sartén. Dejamos que se doren y no se quemen a una temperatura media y las damos vuelta y sacamos cuando estén listas a un plato con papel de cocina para quitar el exceso de aceite. El aceite ha de ser aceite de oliva.


Para finalizar las presentaremos como postre individual o en una fuente para varios comensales. Las espolvoreamos un poco de canela y las bañamos con el preparado de miel y brandy. Listas para degustar, seguro que os encantan.

Si sobran, se pueden guardar en la nevera tapadas con el jugo y al día siguiente estarán buenísimas también.

Podéis ver la video-receta pinchando AQUÍ

ENCUENTROMADRID 3-6 ABRIL 2014 (parte 2/2)

Muchísimas personas acudieron a este EncuentroMadrid que he tenido el placer de poder compartir con los voluntarios, que desde una semana antes, estuvieron en el Colegio Internacional J.H. Newman preparando todo el menú, que elaborarían en el Bar Bachilleres el día del encuentro para todos los asistentes, y el plato especial de David Muñoz para el Showcooking “Un inicio para todos+CESAL” bajo el lema “Pasión por Servir” (con David Muñoz, Chema de Isidro, alumnos de la Escuela de Hostelería CESAL y el grupo de maravillosos voluntarios de “Un Inicio Para Todos” con los que tuve el placer de poder compartir esta experiencia).

El fin de semana previo al EncuentroMadrid disfruté muchísimo ayudando. Agradezco mucho a todos los voluntarios el acogerme tan cariñosamente. Me sentí una más desde el primer momento colaborando en las tareas asignadas y disfrutando de una experiencia de una forma diferente, disfrutando de la cocina y sabiendo que lo que estábamos haciendo lo iban a disfrutar muchas personas, con lo que es mayor la satisfacción. Es curioso cómo conoces a muchísimas personas, diferentes vidas, edades, profesiones…

Pero todos comparten esa ilusión, esa emoción por darse a los demás, esa felicidad por ayudar, acoger y servir al otro. Me llamó la atención que hubiera tanta gente joven, adolescentes, que se implican, pues el fin de semana muchos de los jóvenes preferirían salir de fiesta. Compartimos juntos el almuerzo alrededor de una mesa. Familias, profesores, todos los voluntarios. Fue genial.

Durante la semana previa, también me acerqué a echar una mano. Aprendí a limpiar caballas, algo que hasta el momento, he de decir que no había hecho nunca. Es un trabajo muy delicado y costoso, sobre todo el quitar la piel que tienen y limpiar las espinas. Pero me encantó como nos enseñó Pablo, fue estupenda la lección (pues para muchos, era la primera vez que lo hacíamos).

El menú del “Bar Bachilleres” constaba de seis deliciosos platos:

Ensalada de pasta.

Salmorejo.

– Huevos rotos con jamón y papas panadera.

Pechuga de pollo al vacío braseada con couscous.

Croquetas de ventresca y piquillo / pollo.

Tarta crujiente (postre).

La verdad que todos los platos súper ricos y 100% sanos. Los que más me llamaron la atención la pechuga de pollo (por su preparación al vacío y luego en plancha), las croquetas (estaban buenísimas) y la tarta (por la sencillez, originalidad y frescura que le daba la gelatina de frutos del bosque naturales (genial idea!).

Además en el encuentro, había diferentes barras (todas ellas de voluntarios) para disfrutar de otros platos también riquísimos: “La Taberna Catalana”, “Bar Central” y “La Carpa”. También diferentes stands donde las asociaciones tenían a disposición de los asistentes toda información sobre las mismas. Un escenario donde se celebraron diferentes actuaciones. Conferencias, charlas, exposiciones e incluso un espacio infantil reservado a los más pequeños.

El sábado, 5 de abril, al llegar al auditorio se podía sentir la emoción de todos los que participamos en el acto. “Un Inicio Para Todos+CESAL”, “Pasión por Servir”.

Organizamos todo y lo dejamos colocado para que estuviera a punto al comenzar.

Nos trasladaron a una sala contigua desde donde saldríamos para después subir al escenario. Me encanta observar a la gente y era maravilloso las caras de felicidad y la actitud súper motivada de los que participamos. Tuve tiempo de reencontrarme con algunos de los chicos que conocí en la Escuela de Chema de Isidro hace un tiempo y me hizo mucha ilusión, la verdad es son un grupo magnífico y lleno de ilusión. Nos animamos, tomamos algún refrigerio y después de las últimas indicaciones todo comenzó.

Fuimos saliendo en fila de uno hacia el escenario (como habíamos ensayado) y según los pasos que teníamos marcados, comenzamos a montar platos. Mientras, Eduardo Roselló como moderador, presentaba lo que allí iba a pasar y cómo había comenzado todo. “Un Inicio Para Todos” comenzó con unos caterings en la escuela para cuidar a los “Bachilleres” y que consiguieran dinero para poder viajar; allí descubrieron la envergadura educativa y el potencial de la cocina. Este descubrimiento les llevó a presentarse, sin más que una historia real que contar, ante los más grandes cocineros de España. Según iban conociendo a cocineros, les invitaban a disfrutar y participar de esta historia. Todas las personas con las que se han encontrado a lo largo de estos años, querían ofrecerles no un proyecto, sino una amistad, una amistad en la que cada día es “UnInicioParaTodos”.

Fue muy emocionante escuchar a cada una de las personas que tomaron la palabra durante el acto. Cada una de las personas que contaron su experiencia personal y lo que significaban para ellos el encontrar a alguien en el camino que te de una palmada en el hombro y te diga: “Tu vales, tu puedes”. Ese empujón que te da la vida. Esa oportunidad.

En palabras de Eduardo Roselló, “Para servir verdaderamente hay que mirar de verdad al que tenemos enfrente y ver qué necesita”.

David Muñoz, también nos contó su experiencia. Esa potencia, esa radicalidad, esa motivación es lo que le empuja cada día a esforzarse más y a ser mejor. Es contundente, como el plato suyo que estábamos allí preparando, un “Tartar Tahi de Caballa con Salmorejo de fresas”. “Tenemos que encontrar nuestro talento, perseguirlo, luchar por él y creer en él”, dijo David Muñoz.

Para mí, también fue (en cierto modo) un inicio encontrarme hace unos meses con todos ellos. Teinvitoacenar.org fue un inicio para conocer a muchos de los voluntarios con los que he tenido el placer de vivir esta experiencia. A todos ellos me gustaría agradecerles la experiencia y la acogida. Deseo volver a tener oportunidad de encontrarnos en el camino y poder compartir esa ilusión, la pasión por servir.

Agradezco mucho a Ignacio Santa María Pico que contara de nuevo conmigo para vivir una experencia tan maravillosa.

Agradecer también a Eduardo Roselló, su amabilidad y disposición además de facilitarme alguna foto general que no tenía.

Muchísimas gracias a tod@s. Un placer.