#Elementos, un día inolvidable en LA FINCA (Elche, Alicante)

Creo que este es uno de los viajes con los que había soñado desde hace mucho tiempo y por fin este año se hizo realidad mi sueño. Visitar La Finca, en Elche es una de las experiencias que más he disfrutado en mi vida, un lugar mágico, un entorno inigualable y, una cocina y puesta en escena, realmente espectacular.

Sin duda alguna, se respira la vitalidad, la alegría y la fuerza de su chef (cocinera) en cada lugar de esta casa y en cada plato se puede ver su alma, su personalidad y el buen trabajo de todo un equipo que funciona como una máquina perfectamente engrasada. Ver trabajar a este equipo al completo en las cocinas es algo que eriza el vello y emociona.

Susi Díaz lleva 30 años al frente de La Finca, como propietaria y chef del restaurante. Desde pequeña muy unida a sus dos abuelas y a la cocina a través de ellas. Autodidacta tenaz que a base de esfuerzo y tesón ha llegado a mantener desde hace 10 años una Estrella Michelin y dos Soles Repsol. Además de colaborar con diferentes programas en conocidos medios, presenta junto a Alberto Chicote desde hace cuatro temporadas Top Chef, el talent show de Antena 3 dirigido a cocineros profesionales.

Desde el minuto uno en que llegamos a La Finca no pararon de dispararse las sensaciones en mi cuerpo y en mi mente. Y es que el menú degustación que tuvimos la oportunidad de disfrutar fue alucinante en cada una de sus creaciones.

ELEMENTOS. Es escuchar esta palabra y nos viene al pensamiento los Cuatro Elementos de la Naturaleza: TIERRA, AGUA, AIRE Y FUEGO. Y en efecto, nos encontramos ante un menú inspirado en los mismos. Creatividad y originalidad en cada uno de los platos y mucho sentido.

Cada uno de mis sentidos estaba alerta pues cada plato escondía una sorpresa más increíble si cabe que el anterior. Yo sólo podía pensar: “Ojala esto no acabara nunca”(mientras se me saltaban las lágrimas).

Para comenzar tomamos una cerveza natural artesana elaborada por GALANA en exclusiva para Susi Díaz. Una cerveza ale rubia elaborada a base de una especial selección de maltas: viena, pale ale, gold, blonde y abbey, escogiendo los lúpulos hallertau perle flor. Una cerveza ideal para acompañar algunas de las creaciones más conocidas de la chef. Disfrutamos de un estupendo aperitivo que nos sirvieron para acompañarla. Un delicado helado de esparrago blanco en forma de almendra acompañado de cacahuetes y espárrago verde.

El menú lo abrían cuatro aperitivos dispuestos en una torre de cajitas de madera. En cada una de las puertas de las cajitas el nombre de un elemento. Detrás de cada puerta una deliciosa sorpresa. Cuatro bocados a modo de obertura que eran el preludio de una sinfonía gastronómica.

TIERRA- Falsa trufa.

AGUA- Margarita de pomelo.

AIRE- Etereo de queso.

FUEGO- Berenjena carbonizada.

Para maridar con el menú nos recomendaron un vino blanco estupendo, EL LOCO, de Bodegas Canopy. Un vino garnacha blanca 100% D.O. Méntrida. Un vino que sorprende en naríz, notas a hierba fresca que se completan con matices ahumados y especiados propios de la fermentación y crianza en barrica. En boca fresco con notas minerales, retronasal largo, amplio y persistente. Combina perfectamente con carnes suaves y pescados en salsa o mariscos.

Tras las entradas pudimos degustar tres platos de cada uno de los elementos: TIERRA, AGUA, AIRE y FUEGO.

TIERRA

  • Nuestro Tomate (Fotografía cedida por Restaurante La Finca). Tartar acompañado de helado de tomate. Sabor intenso.

  • Parmentier de Patata Morada. Destacar el sabor sutil de la trufa y del aceite. El crujiente que corona el plato es un jardín en la boca.

  • Crema de Guisantes. Intenso sabor a guisante, me encantó el retrogusto picante que queda de fondo en boca. Importante tomar cada bocado en conjunto.

AGUA 

  • Cigalas al Vapor de Tosaka Verde. Bocado de mar respetando el sabor del producto. Me encantó la combinación con las algas y las perlas rojas cítricas que explotaban en boca.

  • Falsa Espardeña con Lechuga Brasa. Los crujientes son geniales y aportan el toque crunch al plato marino.

  • Merluza con Pilpil de Gambas. La merluza estaba de escándalo, meloso pilpil de gambas y un sabor delicado y delicioso. Los piñones aportan el crujiente y las flores son notas de color que de nuevo nos transmiten personalidad y dan toques de sabor floral al plato.

AIRE

  • Nube de queso con trufa. Delicado helado cremoso de queso acompañado de un crujiente y el sabor inconfundible de la trufa.

  • Arroz con Pichón. Un plato lleno de sabor, recuerdos en mi mente del sabor de la “salmorreta” alicantina. El crujiente de aceituna negra destaca y da crunch al plato.

  • Magret de Pato. Un plato redondo, carpaccio de magret de pato combinado con foie y confitura de naranja amarga, equilibrio perfecto entre lo graso y lo cítrico.

FUEGO 

  • Leche Frita. Flambeada en el momento, suave la esencia de naranja y riquísima la galleta de mantequilla.

  • ¨Macaroon¨ Picante. Un macaroon diferente, con un toque picantito.

  • Savarín. Crema deliciosa, presente el azafrán y esponjoso bizcocho de chocolate.

Creo que nunca me había emocionado tanto, cuando se llevaron el último plato me dio tanta pena que se me volvieron a saltar las lágrimas, se había terminado la experiencia.  Si tuviera que sacar una conclusión podría decir que es una cocina con mucha personalidad, muy verdadera, destacando el respeto al producto. El producto es el rey que destaca más si cabe aportando o acompañándolo de elementos crujientes, flores y cítricos en sus platos.

Me encantaron las sales que nos pusieron para probar junto con el aceite de oliva virgen extra también elaborado en exclusiva para La Finca.

SAL SUSI DÍAZ

FLOR DE SAL CON OLIVAS NEGRAS DE MAYORCA

Cada mesa estaba decorada con una preciosa escultura.

Me sentí tan bien, tan a gusto… he de agradecer que me facilitaron un espacio para poder cambiar a mi bebé, lo agradezco de corazón, pues no en todos los restaurantes puedo ir con él (y eso que es un bendito y le encanta probar todo desde que tenía pocos meses)… no soy de reivindicaciones pero creo que todas las madres deberíamos poder ir a todas partes con nuestros bebés, de hecho creo que es algo muy positivo para ellos, aprenden desde recién nacidos a probar de todo y a su vez les enseñas desde que son pequeños a comportarse y a disfrutar de las experiencias gastronómicas junto a sus padres en un restaurante. A mi me enseñaron mis padres así desde pequeña.

Muchísimas gracias por una experiencia tan especial, muchas gracias Susi, para ti y para todo el equipo, porque es un trabajo estupendo el que hacéis y hacéis felices a muchas personas cada día con vuestro trabajo. Es un privilegio haber podido visitar vuestra casa, La Finca. Volveremos para seguir #soñandosabores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *