UN BARCO MÁGICO POR SAN JUAN

Como os conté en Facebook, cuando era pequeña mi padre me enseñó cosas maravillosas, pero quizás ésta es una de las más originales, por eso se la dedico a él.

En la noche de San Juan, cada año, ponía junto con mamá, a las 00:00 horas, un vaso largo con agua y dentro la clara de un huevo. Lo dejábamos al relente toda la noche sin remover y al día siguiente a la mañana era todo un misterio lo que sucedía. Lo que aparece es un barco donde las velas es la clara de huevo y el agua la botella que lo encierra.

Cuando mi madre y sus hermanos eran pequeños, en la noche de San Juan, mi abuelo, en Astillero (Santander) preparaba la ceremonia del mismo modo. Y mi padre lo aprendió de mi madre cuando se conocieron. Si algún día soy madre, se lo enseñaré a mis hijos, pues seguro que les fascina igual que a mí año tras año, pues cada año el barco es diferente.

Espero que lo hagáis el año que viene, seguro que los más pequeños de la casa alucinan y es un buen momento para pasar en familia.

3 pensamientos en “UN BARCO MÁGICO POR SAN JUAN

  1. lo llevo haciendo casi todas las noches de San Juan,nunca vi nada,solo, mi imaginacion en la leyenda que mi tia me transmitio,la foto que mandas es preciosa,espero que el proximo San Juan pueda ver una igual en mi ventana.Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *