ConKdeKilo La cocina y la escritura siempre a fuego lento

ROSCÓN DE REYES

Ingredientes:

(Para un roscón de 8 buenas porciones)

– 325 g de harina de trigo (especial para bizcochos o repostería).

– 125 ml de leche tibia.

– 12-15 g de levadura fresca.

– 60 g de azúcar.

– 60 g de mantequilla en pomada.

– 1 huevo tamaño medio

– 3 g de sal

– 1 cucharadita de agua de azahar (importante no pasarse).

– Una pizca de ron (unas 2-3 gotas a cuentagotas).

Piel rayada de limón y de naranja.

Huevo batido (para pintarlo antes de meterlo al horno)

Frutas escarchadas variadas.

Almendras en trocitos (en este caso no usamos pero queda genial).

Azúcar.

Preparación:

Primero vamos a hacer la masa. Esta masa lleva unos pasos importantes a seguir.

En un bol grande ponemos la harina y la mezclamos con el azúcar y las rayaduras de limón y de naranja, el huevo y vamos mezclando.

En un vasito calentamos la leche hasta que esté tibia, tampoco demasiado caliente. Disolvemos en ella la levadura para con el calor se vaya activando. Se lo añadimos a la mezcla anterior y seguimos mezclado bien. Le añadiremos el agua de azahar y la mantequilla en pomada (esta casi al final para que vaya mezclándose bien).

Cuando se ha mezclado bien se despegará del molde con facilidad. La consistencia de la masa es algo pegajosa, pero sin llegar a ser. Lo sacamos del bol y enharinamos una superficie plana. Trabajamos la masa durante 10-15 minutos, que al amasar coja temperatura y que se mezcle todo bien.

Cuando terminemos, le damos forma de bola y la ponemos en un recipiente tapado con film y un trapo y lo mantenemos en un lugar a una temperatura templada. Mi truco es que lo pongo cerca del radiador y le voy dando vueltas al recipiente cada media hora. A las dos horas, más o menos, la masa habrá doblado su tamaño.

Ahora la sacamos del recipiente y la volvemos a amasar un poco (enharinamos, sin pasarse, solo para que no se pegue, una superficie lisa como antes). Le damos la forma de bola, le hacemos el agujero en medio y vamos dándole la forma de roscón. Hay que dejar un agujero bastante grande para que no se cierre.

Colocamos la masa con la forma de roscón sobre papel de horno en la badeja del horno. La tapamos de nuevo con papel film y con el trapo y lo colocamos durante una hora por lo menos en un lugar a temperatura. Como os he dicho, yo lo coloco cerca del radiador y le voy dando vueltas. A las masas, el frío y las corrientes en estos procesos no les va nada bien, pues la levadura se duerme.

Precalentamos el horno a 180ºC. Destapamos el roscón y lo pintamos con el huevo batido. Después de una hora, aproximadamente, el tamaño de la masa ha tenido que crecer otra vez.

Tenemos cortadas unas cuantas frutas escarchadas para nuestro roscón. En este caso son 8 piezas, para ocho buenos trozos. Las colocamos sobre el roscón pintado.

Y lo metemos al horno precalentado durante 12 – 15 minutos. Al minuto 12 que ya estará dorado y todo lo abrís y pincháis con una aguja o palito. Si sale limpio lo sacáis porque sino se corre el riesgo de que quede seco en vez de esponjoso y no queremos eso.

Lo dejamos enfriar y le añadimos un poco de azúcar glase por encima espolvoreada con ayuda de un colador. Listo para tomar!

Se puede disfrutar acompañando a un té, un café o incluso un rico chocolate a la taza bien calentito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “ROSCÓN DE REYES”