Puding de Queso Philadelphia y toque de “Naranjito”

Ingredientes:

– 200 ml. de nata

– 100 ml de leche

– 125 gms de queso Philadelphia bajo en grasa

– 6 cucharadas de azúcar.

– 4 huevos.

– Rayadura de naranja.

Preparación:

Lo primero que haremos será hacer el caramelo para bañar los moldes (flaneras en este caso). Como en los flanes.

Por otro lado vamos a comenzar con el puding, mezclar el azúcar con los huevos.

Le añadimos el queso, la nata y la leche y mezclamos bien (si es mejor con batidora a media-baja potencia para que no haga espuma) hasta que quede una textura homogénea.

Rayamos la piel de la naranja (al gusto).

Rellenaremos nuestras flaneras previamente bañadas con el caramelo.

Introducimos los moldes al horno en el baño María a 180 º durante 30-35 min. (el mío es horno eléctrico).

Cuando pase el tiempo estimado podemos pinchar con un palillo y si este sale limpio están listos. Se dejan enfriar hasta q estén menos calientes y se meten en la nevera por lo menos dos horas.

Presentamos en un plato. A mí me gusta añadirle algo de azúcar extra en la parte de arriba y a soplete caramelizar hasta que queda como la crema catalana. Esto le aporta textura crujiente al púding, que con la suavidad del puding y lo tostado de la parte inferior le dan un puntito extra al postre.

Espero que os guste!

Maki de cecina, pera y queso Philadelpehia y maki de jamón ibérico.

Ingredientes:

– 500 g de arroz para sushi.

Cecina (4 lonchas).

Jamón Ibérico.

– 1 pera.

Queso Philadelphia Light.

Alga Nori.

– 90 ml de sushi seasoning (vinagre de arroz preparado para sushi).

Salsa de soja.

Wasabi en pasta.

Esta receta es muy especial. Es una de las recetas que ayudé a preparar para la cena de Teinvitoacenar.org junto con mis compañeros voluntarios, Paco Amor y Chema de Isidro como maestro. Un plato súper original, aunque el queso que utilizaron en esta ocasión era queso de cabra. Estaba buenísimo, es una mezcla de España y Japón muy agradable en la boca, donde la pera aporta frescor y al mojarlo en la soja le da ese toque especial tan oriental, además de el aporte de sabor de mar que le da el alga Nori.

Preparación:

Lo primero que vamos a hacer es lavar el arroz con agua fría, masajeándolo suavemente para que suelte el almidón. Lavamos y cambiamos el agua para lavarlo de nuevo. Después de repetir el proceso unas 8 ó 9 veces el agua saldrá casi transparente ya. Lo dejamos escurrir unos 15 minutos.

Mientras, vamos a preparar la cecina, la pera y el jamón.

Cortamos la cecina en tiras de lo largo como tallarines. Reservamos.

Cogemos dos lonchas de cecina, las pintamos con aceite de oliva y las metemos al horno a una temperatura de 180°C durante 15 min. Se sacan y se dejan enfriar hasta que endurezcan. Después las machacaremos con el mortero hasta hacerlas polvo y lo reservamos.

Pelamos la pera y la descorazonamos.

La cortaremos como si fueran patatas fritas finas.

Cuando haya pasado el tiempo de escurrir el arroz, lo ponemos en la cazuela donde lo vamos a cocer y le añadimos la misma cantidad de agua (500 ml) y un poco más. Cerramos la cazuela y lo ponemos a fuego vivo. Cuando hierva lo bajamos al mínimo (num. 3 en vitrocerámicas). Lo mantenemos así unos diez minutos más sin levantar la tapa y después lo retiramos y lo dejamos tapado (5 min más).

Lo volcamos de la cazuela al Hangiri (si no tenemos en un recipiente de plástico o madera). Bañamos el arroz con los 90 ml de vinagre de arroz (preparado para sushi) y lo abanicamos (muy importante, con un abanico) mientras lo vamos mezclando con rapidez pero delicadamente para no destrozar el arroz.

Una vez frío llega el momento de preparar los makis. Para montarlo colocamos sobre la esterilla una hoja de alga Nori.

Colocamos una cama de arroz sobre toda la superficie suavemente (para que no se nos quede pegado en arroz nos las mojamos ligeramente con agua) sin apretar o chafar el arroz.

Le colocamos la pera a lo largo.

Le colocamos la cecina de igual forma.

Le ponemos unos pegotes de queso Philadelphia (luego cuando lo cerremos se repartirá el queso).

Ahora tenemos que enrollarlo. Para ello iremos de atrás hacia delante.

Lo prensamos bien.

Damos media vuelta y listo.

Para cortarlo primero tenemos que tener en cuenta que tenemos que mantener el cuchillo limpio cada vez que realicemos un corte. Así nuestro corte será lo más limpio posible. Del mismo modo tenemos que tener un cuchillo que corte bien.

Cortamos los bordes y lo dejamos lo más igualado posible.

Después cortamos a la mitad.

Cada mitad a la mitad de nuevo.

Y para finalizar ese medio en dos medallones.

Para presentar se pone el lado de corte hacía arriba (por eso interesa que sea lo más limpio posible el trabajo con el cuchillo).

El de jamón ibérico se realizaría de la misma forma pero en su interior llevaría sólo el jamón ibérico.

Se pueden hacer de miles de ingredientes.

Para la presentación yo he escogido una pizarra. Lo acompañamos de salsa de soja, el punto crunch y potenciador de sabor del polvo de cecina y un poquito de wasabi (esto es súper picante, así que no conviene tomarlo como si fuera para untar).

Espero que os guste.

Muchas gracias por poder compartir un día tan especial como el de la cena de Teinvitoacenar.org y por enseñarnos este plato tan especial y tan rico.

“CHERRY SE BAÑA EN CHAMPIÑÓN DE PESTO”

Ingredientes:

Champiñones de tamaño medio.

Tomates cherry.

– Salsa de Pesto.

Preparación:

Lo primero que haremos será limpiar bien los champiñones, quitándoles el tallo, y rellenarlos de salsa pesto hasta la mitad.

Ahora cortamos los tomates cherry en mitades.

Colocaremos en el interior del champiñón el tomate (con cuidado de que no se sumerja y rebose la salsa de pesto, que quede flotando).

Los metemos al horno (previamente precalentado) a 180º durante 10 -15 min (o hasta que veamos que se doran).

Los sacamos y servimos.

Lo ideal es sean del tamaño justo para que pueda comerse de una vez. El resultado es una explosión de sabor en la boca alucinante, producida por todos esos ingredientes maravillosos y siempre con ese toque de amor. El jugo del champiñón concentrado, la acidez que le aporta el tomate cherry además del sabor intenso del tomate cuando se cocina. Así sí.

El pesto original se hace con piñones, pero la almendra también le da un toque especial y queda de maravilla. Espero que os guste.

Salsa Pesto ConKdeKilo

Ingredientes:

– Unas cuantas hojas de albahaca fresca.

– 50 gms. de queso parmesano.

– 50 gms. de almendra molida.

– 50 cl. de aceite de oliva virgen extra.

– Una pizca de ajo.

Preparación:

Lo primero que haremos será poner en un bote para triturar la albahaca, la almendra molida, el aceite de oliva y la pizca de ajo.

Lo trituramos (tampoco demasiado, para que se vean los trocitos).

Lo pasamos a un bote que se pueda cerrar herméticamente y le añadimos el queso parmesano rayado.

Lo mezclamos bien con una cuchara. Este es el resultado, una salsa que sirve para acompañar carnes, pescados, pasta, para elaborar tapas,…

Un montón de ideas para que utilicéis esta salsa que está llena de sabor, es diferente, fresca, con ese toque del ajo que se puede graduar al gusto. Aunque no es aconsejable que predomine el sabor del ajo.

Espero que os guste.