ConKdeKilo La cocina y la escritura siempre a fuego lento

TARTA FINA DE MANZANA

Ingredientes:

Para la masa:

– 350 g de harina de trigo (especial repostería).

– 125 g de mantequilla.

– 80 g de azúcar blanca.

– 1 huevo.

– 60 ml leche.

– ½ cuchara de moca de canela.

– ½ cuchara de moca de esencia de vainilla.

Para las manzanas y el puré:

– 8 manzanas Reineta.

– 4 cucharadas de azúcar moreno.

– 40 ml de brandy.

– 1 l de agua.

– 1 u. canela en rama.

– 2 cucharadas soperas con copete de mermelada de albaricoque.

Preparación:

Lo primero que haremos será mezclar en un bol grande la harina, el azúcar y la canela con ayuda de una varilla. A continuación le añadiremos la mantequilla en frio y en cuadraditos de 1 cm aproximadamente. Lo iremos mezclando rápido con las yemas de los dedos (sin usar las manos porque no interesa que se caliente y acabe derretida, eso no).

El resultado cuando lo hayamos mezclado es parecido a unas migas.

Le añadimos el huevo y la esencia de vainilla.

 

Le añadimos la leche y lo mezclamos hasta que quede una masa compacta.

Lo envolvemos en un papel film y lo guardamos mínimo durante media hora  o una hora en el frigorífico.

Mientras tenemos la masa en el frigorífico, vamos a preparar las manzanas. Las pelamos, las cortamos en cuartos y las quitamos la parte del centro, el corazón.

Ponemos las manzanas en una cazuela al fuego y le añadimos el agua, el azúcar moreno, el brandy y la rama de canela. Lo dejamos infusionar sin que llegue a hervir 30 min.

A los 15 min infusionando sacamos 8 cuartos (que estén duritos) y los partimos en rodajas. Reservamos para montar.

El resto de las manzanas las dejamos que sigan infusionando hasta que pasen los 30 min. Sacaremos los cuartos de manzana a un bote de batir y no tiramos el líquido (luego os contaré que hacemos con el), de momento lo dejamos en la cazuela.

Le añadimos a las manzanas las cucharadas de mermelada de albaricoque y lo batimos. El aspecto es como el de un potito de niños, un puré de fruta suave.

Sacamos la masa de la nevera y la cortaremos en tres trozos aproximadamente iguales. Nos dará para hacer tres tartas de 22 cm de diámetro.

 

Estiramos nuestra masa (2-3 mm de fina) y la ponemos en el molde (que previamente habremos enharinado un poco para que no se pegue).

Le ponemos una fina cama de puré de manzana-albaricoque y colocamos a modo de flor una sola capa de manzana cortada.

Lo metemos al horno 30-35 min a 180º, calentando por arriba y abajo y sin aire (mi horno es eléctrico sin aire). Cuando esté lista (que se dorará por los bordes y se despegará de los bordes) la sacaremos y le quitamos el molde.

Ahora la pintaremos de mermelada de albaricoque con ayuda de un pincel.

Podemos presentarla tal cual sobre un plato y después partirla en porciones.

NOTAS:

El jugo que nos ha sobrado de infusionar las manzanas podemos tomarlo como acompañamiento (frío o templado) o guardarlo hecho hielos en una bolsita de hielos para acompañar un té frío en verano (siempre que el té lleve canela).

Si no queremos hacer tres tartas en una tarde, podemos congelar los otros trozos de masa para otro día bien envueltos en film.

Mi truco a la hora de infusionar las manzanas es añadirle una bolsita del Té Pakistaní del Tea Shop. Tiene más especias además de canela y esto de dá un toque particular al sabor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.