ConKdeKilo La cocina y la escritura siempre a fuego lento

RESTAURANTE “EL MIRADOR DE LA CEA”, SABORES DE PELÍCULA

El restaurante “El Mirador de la CEA” está ubicado en lo que fueron los antiguos estudios de cine CEA (Cinematografía Española Americana), lugar en el que se rodaron películas como “Bienvenido Mr. Marshall”, “Dr. Zhivago” o “Por un Puñado de Dólares”, en la Calle Arturo Soria 99 (Madrid). Es un restaurante informal y con un estilo moderno (me encantaron los colores de la decoración pues son los que suelo utilizar en mis diseños).

Tiene una oferta gastronómica variada y diferente, especializados en la preparación de distintas aves de corral traídas de Galicia o Francia (Vendèe y Brèese) como la pularda, el faisán, la codorniz…

Con dos ambientes diferentes durante el día y la noche, se puede disfrutar de una cena íntima o en compañía de amigos como de un almuerzo más “casual”.

Los chefs Alberto de la Cruz y David Alfonso proponen una variada oferta gastronómica basada en la calidad de las materias primas que, al estilo de los bistrò franceses, aúnan lo clásico y lo actual, tradición y modernidad.

Al llegar nos sorprendieron con un aperitivo muy agradable, crujientes “Chips de Yuca” para dippear con una suave crema de queso azúl acompañado de dos cervecitas. El truco para que quede tan crujiente y rica, nos contaron, está en freirlo con aceite muy limpio siempre y de una en una.

De entrantes nos aconsejaron el “Picoteo”, cuatro entrantes a modo de tapa para compartir variados y en la cantidad adecuada para poder disfrutar después de un segundo plato.

Como primer entrante un “Tartare de Salmón y Aguacate”, suave y agradable. Un bocado fresco con el toque original de los germinados de cebolla que también le aportan ese puntito.

El segundo entrante, unas “Croquetas de jamón y cebollita” acompañadas de unas finísimas patatitas fritas. Cremosas y redonditas, estupendas. Tan estupendas, que no os puedo enseñar foto porque desparecieron sin darnos cuenta. Buenísimas.

El tercer entrante que tomamos fue una “Empanada de carne brasa con Chimichurri Natural”, me pareció muy bueno, la combinación de la carne con la acidez del chimichurri espectacular (y es que uno de los chefs es argentino).

El cuarto entrante fue “Patata asada rellena con huevo poché en salsa”. La combinación de sabores buena y muy suave.

El vino que nos recomendaron “Berlanga de Duero” (de Cubillas de Santa Marta, Valladolid) el vino de la casa, un vino de la Ribera del Duero sin denominación de origen pero agradable, ligero,  un vino perfecto que todos tendríamos en nuestras casas para consumir a diario. También disponen de una carta de vinos escogida y selecta donde destacan los vinos jóvenes españoles. Más tradicional la oferta de crianzas y reservas.

De segundo elegimos “Picantón deshuesados con curry rollo y fruta de la pasión” y “Faisán estofado”.

El picantón muy buen sabor, la carne jugosa y el punto justo de picante. La acidez proporcionada por la fruta de la pasión contrarresta el picante del curry y proporciona un aroma agradable y frescor en nariz al masticar las pepitas.

El faisán estofado muy bueno. Quizás le habría ido bien algo de guarnición para acompañar.

De postre tomamos Brownie con helado, un dulce bocado ideal para compartir.

Un restaurante que merece la pena repetir, equipo de trato cercano y muy amable, y que además ofrece un menú diario y un menú para fin de semana a muy buen precio y variado. También disponen del “Menú de Ave” y un menú para grupos por si se desea hacer una reunión de amigos o de trabajo.

Me gustaría agradecer a Beatriz Jiménez Suárez (S&Q Communication) el poder disfrutar de tan agradable almuerzo y poder contar la experiencia. Seguro que repetiremos.

Muchísimas gracias a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *