ConKdeKilo La cocina y la escritura siempre a fuego lento

Juanitas “a mi manera”

Ingredientes para el bizcocho sin levadura:

– 175 g de harina

– 180 g de azúcar blanca

– 5 huevos

– 60 g de mantequilla/margarina

Ingredientes para el almíbar:

– 1 taza de azúcar blanca

– 1 taza de agua

– 1 trozo de canela en rama

– 1 chorrin de brandy

Ingredientes para la crema pastelera:

– 500 ml leche

– 100 g azúcar

– 3 huevos

– 45 g de maicena

– 1 canela en rama

Piel amarilla de limón

Preparación del bizcocho :

Lo primero que haremos será mezclar con una varilla o con una batidora de varillas los huevos con el azúcar hasta que quede claro y coja textura. Aproximadamente batimos 10 minutos.

Incorporamos tamizando la harina y batimos envolventemente hasta mezcla de forma homogénea y que no queden grumos. Añadimos la mantequilla derretida pero no muy caliente poco a poco mezclando a la vez. Una vez preparada la mezcla la colocamos en una fuente de horno con un papel de horno. El papel de horno lo pintamos con una nuez de mantequilla y espolvoreamos un poco de harina para que no se pegue. La masa la metemos al horno durante 30 min. a 180°. Lo sacamos y dejamos templar, lo cortamos con un cuchillo de sierra a la mitad en horizontal.

Preparación de la crema pastelera :

Infusionamos la leche con la canela, las peladuras de limón y la mitad del azúcar sin que llegue a hervir a fuego suave y removiendo para que no se agarre la leche al cazo.

Con la otra mitad del azúcar, batimos los huevos con ayuda de una varilla hasta que quede bien clarito. Le añadimos la maicena tb y un chorrito de leche fría independiente a la que se esta infusionando con la canela y el limón. Removemos todo bien que no queden grumos.

Cuando haya infusionando la leche, la separamos y vamos incorporando la leche (colada para que no caigan trozos de limón o canela) poco a poco y removiendo para que no queden grumos rápidamente con la varilla.

Una vez la mezcla sea homogénea se vuelve a poner en el cazo y se lleva a ebullición a fuego medio para que no se pegue removiendo para que quede bien fina con la varilla constantemente. Controlar el fuego pues cada cocina es diferente la potencia. Cuando espese lo pasamos a un recipiente y lo dejamos templar antes de meter al frigorífico. Lo reservamos en el frigorífico tapado con un film pegado para que no salgan gotas de vapor y se estropee la crema. Además así no cogerá ningún otro olor de la nevera si tenemos más comida.

Preparación del almíbar :

Ponemos el agua y el azúcar con un trozo de canela en rama en el cazo y lo dejamos que rompa a hervir. En ese momento le añadimos un chorrin de brandy y dejamos que evapore el alcohol y retiramos del fuego. Reservamos y dejamos enfriar una vez templado en la nevera.

PARA MONTAR LAS JUANITAS:

Hay dos formas de montarlo. La tradicional enrollando el bizcocho (si fuera elástico), y a mi manera (sin bizcocho elástico).

La parte de arriba que esta más tostada la colocamos con lo dorado hacia abajo y vamos empapando el bizcocho con una brocha del almíbar que hemos reservado antes.

Espolvoreamos algo de canela (sin pasarse, ayudarse de un colador). Lo cortamos en tiras para que penetre bien el almíbar y empapamos de nuevo.

Al terminar hacemos trozos pequeños como migas.

Cogemos unos moldes de Magdalena y le colocamos migas hasta la mitad de la capacidad.

Después colocamos sobre las migas un poco de crema pastelera con ayuda de una manga de boca media circular. Espolvoreamos una pizca de canela sobre la crema y listo.

Esta presentación es a modo de pastel y se toma con cucharilla.

La segunda presentación es más para tomar como postre y compartir. La plancha de abajo del bizcocho la cortamos con un molde circular.

Salen 6 bases aproximadamente. Colocamos la base en el plato. Emborrachamos generosamente con el pincel y espolvoreamos un poco de canela. A continuación le pondremos sobre la base la crema pastelera con ayuda de una manga de boca ancha circular.

Para finalizar nuestra presentación espolvoreamos un poco de canela sobre la Juanita y le añadimos unas frutas del bosque que le dan ese toque ácido en contraposición al dulzor de la Juanita.

Este plato se lo dedico a mi padre, pues ha sido recientemente el Día del Padre y le encantaban los pasteles de Juanitas.

Espero que vosotros también disfrutéis con este postre tan original, rico y casero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *